El movimiento punk en Chile

 

Por Daniela Fuentes y Camila Fuentes

La revista ES!, dando eco y espacio a las diferentes demandas y grupos sociales ha querido hacer una revisión del movimiento Punk que se encuentra de manera creciente y permanente al menos desde los años 80. No es solo pedir dinero en las salidas del metro o en la micro, sino que hay una historia de fondo un por qué se genera el movimiento. En una colaboración de las estudiantes de pedagogía de Camila y Daniela quisieron compartir su estudio y conclusiones.

Con respecto al movimiento punk, este lleva más de dos décadas en nuestro país. Es fácil reconocerlos por sus atuendos llamativos: pantalones ajustados y coloridos; peinados altos, generalmente teñido de rojo, amarillo o azul; y sus bototos negros de caña alta. Más allá de la moda, lo que ellos buscan es hacer notar su actitud contestataria ante la sociedad. Están en contra de las injusticias sociales y la organización de esta misma. 

Por norma general, no son violentos, pero cuando sienten la necesidad de expresar su molestia pueden llegar a destruir aquello que les disgusta. Suelen moverse en grupos pequeños, pero si llegan a encontrarse con otros grupos como ellos, se reconocen e integran. Pero eso no deja de lado que, a veces, puedan pelear entre ellos mismos.

Este movimiento, es de los aficionados que rodea la música punk, como eje central de esta. En la mayoría de las veces las personas que se identifican con este movimiento son personas de los sectores más vulnerables dentro de la sociedad. El movimiento tiene una serie de códigos de comportamiento, lenguaje, vestimenta y temáticas que se han vuelto recurrentes y que los distinguen.

El punk apareció en los Estados Unidos, principalmente en Nueva York, como movimiento musical a mediados de la década de los 1970, tomando como base agrupaciones de rock duras y violentas como The Stooges de donde saldría Iggy Pop y MC5 de la ciudad de Detroit.

El origen del punk se sitúa en una sociedad anglosajona entonces saturada de clichés y convenciones estereotipadas. Jóvenes inspirados por las actitudes transgresoras del rock y en especial por el sonido del garage rock, comenzaron a mostrar sus propias formas de rebeldía contra los roles socioculturales, que consideraban hipócritas y tensos, expresándolo a través de transgresiones y provocaciones estéticas, musicales y culturales. El punk fue primeramente un fenómeno estético-musical, que generó una moda generacional en los 1970, que más tarde fue tomando la forma de un movimiento estético-filosófico que se convertiría en una cultura.

Preguntas relacionados a su movimiento se puede indicar ¿Quién sabe algo del punk? ¿Sólo los propios punk? ¿Quién sabe dónde tocan las nuevas bandas? ¿Sólo ellos y sus seguidores? ¿Quién sabe que está pasando en regiones? ¿Por qué? ¿Es mala la difusión de las bandas? ¿No les interesa que se sepa? Puede suceder. Pero lo central pasa por la negación que se hace del punk. Ojalá no se mencione, ojalá no se sepa que existe, ojalá sólo quede reducido a una cosa estética y violenta. Ojalá sólo sea titular de un diario cuando un joven punk es asesinado por neo nazis o cuando se acusa a los propios punks de conductas violentas contra otros grupos. ¿Quién sabe de la banda de Daniel Menco en Arica? ¿De los sellos que registran a los grupos punks? ¿Por qué algunos integrantes de las bandas punks marchan cada 11 de septiembre? ¿Por qué le ponen a sus discos precios tan bajos? ¿Por qué son punks? ¿Qué es ser punk?

En los últimos años el movimiento punk ha ido develando sus postulados. Ha ido encajando sus formas de entender su actividad con otra idea que ha retomado fuerza: el anarquismo. Hoy se habla de anarcopunk, se toca en casas okupas, hoy se graban discos, se hacen tocatas, se mueve el mundo. Todo esto pasa hoy, al mismo tiempo que hay otros artistas, “que registran en sus discos el cólera de un sector de la sociedad, la envasan y la distribuyen como si fuera un producto de consumo. Esos músicos comercian con la rebeldía y la utilizan como un vehículo de ascenso social en el interior del mundo de la empresa que crea esos desolados suburbios urbanos que generan esa cólera”, expresan James Petras y Todd Cavaluzzi, en su artículo “Capitalismo y música popular”.

Para poder realizar un analisis exhaustivo se realizó una entrevista a 10 individuos que se sienten identificados con este movimiento. La entrevista fue compuesta por 11 preguntas en relación a la convivencia.

Preguntas de la entrevista

  1. ¿Por qué nacen tus ganas por este movimiento?
  2. ¿De dónde viene el movimiento punk?
  3. Con tu grupo de amigos, existe algún tipo de regla especial, para entrar al movimiento. ¿Cuáles?
  4. Si vives con tu familia. ¿Cuál es la convivencia que tienes con ellos?.
  5. ¿Te has enfrentado alguna vez a alguien que  piense distinto a ti? ¿Por qué?
  6. ¿Alguna vez te han discriminado?
  7. Te pongo en el siguiente caso: Alguna persona determinada le prohíben ser de ideología punk, ¿Cómo reaccionarias y qué harías?
  8. Te colocó en otra situación: ¿Qué piensas si un cercano tuyo tiene un pensamiento político y/o sexual diferente al tuyo.
  9. La convivencia con otros es un problema para ti
  10. ¿Cuál es el pensamiento que tú tienes de la sociedad?
  11. De aquí a veinte años ¿Cómo imaginas tu vida?

Análisis de entrevista

Para poder llegar a un momento de confianza con los entrevistados se realizaron tres preguntas de introducción que estaba enfocado con respecto a cómo llegaron a este movimiento y de donde viene el punk. Las respuestas fueron homogéneas ya que la mayoría indicaba que llegaron a conocer esto bajo la influencia de amigos y el gusto por la música. Y sobre la pregunta de dónde venía se evidencia que sí se han informado de su procedencia.

Con respecto a las características de este movimiento se preguntó si existía alguna reglas para ser punk, todos contestaron que no, pero concuerdan que para ser punk deben compartir ese sentimiento contestatario contra el sistema y ser consecuente con ello: “No existe como un manual de ser punk pero si lo importante es ser coherente con lo que hagas como comprarte zapatillas Nike que cuestan 50 lucas y luego decir no yo soy anárquico o yo soy punk porque me visto así.” (entrevistado N° 2)

Ahora bien, las preguntas orientadas hacia la convivencia se hicieron indirectamente, es decir, se preguntó sobre su relación con su familia y ponerlos en algunos casos. Con respecto a la familia, indican algunos que son vistos con extrañeza su forma de actuar y vestir, y que están estancado dentro de un movimiento que no llevará a ningún lado. Hay otros que señalan que en un principio fueron vistos como “bichos raros” pero que el dialogo que se puede generar en la familia es lo primordial para que puedan comprender tu movimiento, y que no sea enjuiciado sin fundamentos.

Existe una tendencia en donde la mayoría reconoce haber tenido problemas de convivencia en casa, sobre todo en el comienzo de su acercamiento al punk, podemos incluir que a la mayoría los aceptan, sin embargo hubo solamente uno que reconoció que a propósito de su pertenencia al movimiento punk y de las constantes discusiones con su familia, llego al punto de irse de su casa y ahora se encuentra viviendo con sus pares punks: “yo no vivo con mi familia, me fui de la casa hace como cuatro meses, siempre tuvimos ataos al respecto, por la ropa, el pelo, que no tenia pega, que había que aportar en la casa y esas cosas, así que ahora estoy viviendo con unos amigos”. (entrevistado N° 6)

también se les preguntó si se han enfrentado con alguna persona que piense distinto, y en esta pregunta se puede indicar que este movimiento a nivel de la sociedad tienen muchos prejuicios hacia  ellos, ya que el 100% de los entrevistados han sido discriminados, uno de los entrevistados indicó que “sucede que las personas no saben ni conocen cuales son nuestros fundamentos teóricos y creen que somos vagos, extraños(entrevistado N°3) y en relación a esto, sería una de las causas de discriminación.

Con respecto a la situación de colocar a los entrevistados en una situación “x”, se les preguntó qué harían y que piensan sobre si una persona le prohíben ser punk. Esta pregunta está orientada a presentar su reacción con algo contrario a ellos, a los individuos más conservadores. Algunos aludieron que el diálogo es lo importante y que la violencia no se llega a nada, ya que se debe dar un ambiente de confianza con la persona que prohíbe para poder generar una conversación y presentarles las verdaderas razones de ser punk y así puedan ser comprendido y si llega el caso apoyados. Sin embargo, existe también una tendencia hacia sentir un profundo rechazo desde y hacia la sociedad, la mayoría hizo una introspección hacia lo vivido por ellos cuando recién estaban comenzando a ser parte de este movimiento, y por lo mismo las respuestas aluden a la defensa de la persona y a que nadie puede prohibir hacer lo que uno desea.

La otra situación que se colocó a los entrevistados es sobre el enfrentarse con una persona que tenga un pensamiento político y / o sexual distinto al del punk. La respuesta que más se repite o la palabra que más se repite es la tolerancia. Indican que más allá de no compartir su movimiento la sociedad, lo que ellos intentan es ser tolerantes y que a la vez sean tolerados, ya que ellos respetan las otros movimientos e ideologías. Lo importante es el respeto de ambas partes ya que si no existe nace la violencia tanto física y moral hacia el otro. De acuerdo con esto el (entrevistado N°4) dice: “La verdad, con la experiencia de vida y con la cantidad de personas que me ha tocado convivir, me he vuelto relativamente tolerante. Si bien antes era mucho más radical y más  dedicada al movimiento, hoy me encuentro más abierta y menos complicada con lo que pueda pensar el resto de las personas. La verdad no me complica, ni me afecta que alguien piense diferente a mí, aunque con el tiempo me he dado cuenta que todo exceso es totalmente malo, independiente de la ideología que provenga”.

Se realizó como novena pregunta, que busca sintetizar de lo que se trató la entrevista, el tema de cómo ellos ven a la sociedad. Varias concuerdan que en la actualidad la sociedad se ha transformado en una sociedad consumista, individualista y que han perdido los valores de la familia. Creen que las bases de la sociedad se ha perdido porque se encuentra bajo el yugo de un sistema que tiene como objetivo que la sociedad no piense y se cuestionen a si mismo y las políticas. La base de una sociedad es la justicia y que eso se está volviendo a realizar bajo los movimientos realizados, pero que falta mucho para poder cumplir su objetivo, el cual es una sociedad libre, justa y con valores familiares.

La entrevista termina con una proyección de como se imaginan  de aquí a 20 años, indican que “Tener una familia, y enseñarles a mis hijos que aunque inevitablemente deban ser activos del sistema, tener un pensamiento crítico a lo que que existe y saber que siempre hay opciones para vivir libre y estar bajo el jugo del capitalismo”(entrevistado N°2).Desde hace un tiempo comencé a tener una visión y una mentalidad mucho más madura y racional, creo que en veinte años me imagino trabajando, con una familia y haciendo clases, entregando y aportando de una u otra manera algo que pueda marcar o ayudar al desarrollo personal e intelectual, no solo en mis alumnos, sino también de las personas que me rodeen”.(entrevistado N°7)

Se puede deducir por medio de las entrevistas que el objetivo del movimiento es ofrecer un estilo de vida diferente para la sociedad, que se preocupan de la sociedad y en lo que se ha transformado. Es decir, la convivencia es de importancia ya que la tolerancia que mencionan es aceptar al otro aunque no comparta un pensamiento de liberalizar a la sociedad. El grupo tiene una marcada tendencia musical que los define en su actuar, andar y relacionarse con el resto. Los entrevistados ven su estilo de vida como algo momentáneo, no como algo permanente o que genere algún tipo de proyección en su vida, no en el sentido de que se metieron en el movimiento a propósito para provocar malestar en sus familias, o ser reconocidos como personas diferentes, sino que lo hicieron conscientes de que pertenecer a este movimiento significaba algo más que vestimentas y formas de pensar distintos; Hay que vivir el momento y dejarse llevar por lo que ocurre, pero nadie te puede pasar a llevar. Los punk jóvenes son un poco intolerante frente a situaciones que no van con su estilo, pero los viejos tienen una tendencia a ser más tolerantes y compresivos, pero también hablan desde su experiencia. Para ellos  siempre existirán las diferencias, el abuso, la represión y las personas con ansias absolutas de poder, que siempre querrán estar en contra. No pretenden cambiar el ideal o el pensamiento social, pero si partir por ellos y ser consecuente con la visión de mundo y con sus ideologías.  Hoy nos encontramos en una sociedad sumamente individual y critica, donde todo es mal visto y es criticado si viene de alguien que no es igual o no piensa igual a ti. 

 

 








Comenta con FB